Síguenos en
AHORA NUESTROS CURSOS TAMBIÉN ONLINE

Únete a la moda de las pestañas postizas

Si sueñas con una mirada intensa y misteriosa, las pestañas postizas pueden ser una muy buena opción. En este post te enseñaremos cómo lucirlas perfectas.

Hoy en día las pestañas postizas se han convertido en un accesorio imprescindible. Si aún no conoces la técnica o si tienes dudas, te ofrecemos toda la información que necesitas para saber cómo elegir las pestañas postizas más adecuadas para ti y la técnica para ponértelas de una forma sencilla y con resultados muy naturales.

¿Porqué utilizar pestañas postizas?

Principalmente porque con las pestañas postizas resaltarás tu mirada. Son el accesorio de obligación si buscas una mirada más intensa y atractiva. No obstante, no hay que confundirlas con las extensiones para pestañas, pues son dos cosas totalmente diferentes. Las pestañas postizas son para llevarlas durante un corto período de tiempo: un evento, por ejemplo. Y las extensiones, sin embargo, se utilizan durante períodos más largos: varias semanas o incluso hasta seis meses.

Elige tu tipo

Existen diferentes tipos de pestañas postizas en función de lo vistosas que las quieras y de los resultados que quieras obtener. Si quieres ir más discreta o, si por el contrario, lucir las más extremadas fantasías con originales pestañas con diamantes, plumas o estrás. Las hay naturales y sintéticas y de diferentes longitudes. Además, puedes comprarlas de par en par o en cantidades mayores.

El éxito está en elegir las que mejor se adapten a las características de tu ojo: Si tienes suficiente volumen, mejor las que van por ‘mechones’ de pelo; si tienes el ojo pequeño las que sólo son la mitad de la ristra, pero si lo tuyo es ir a por todas, las que cubren el ojo entero son tu terreno de juego.

La colocación

Se divide en tres pasos principales:

  • Preparación:

Peina tus pestañas y emplea un rizador si fuera necesario, esto las dejará listas y perfectas para la posterior colocación de las postizas.

Cuidado al quitarlas de la cajita. Si tiras a lo loco, lo más probable es que les quites la forma y eso ya es un desastre imposible de arreglar. Saca por tanto las mismas delicadamente con los pulgares, tirando por uno de los extremos de la base de la pestaña y ayúdate si lo ves necesario de unas pinzas.

Nota: Ten en cuenta que en el momento de ponértelas deberás respetar el sentido de colocación: las más cortas se colocan en el lagrimal y las más largas en la parte exterior.

  • Colocación:

Vierte un hilo de pegamento especial sobre la palma de la mano y con la ayuda de unas pinzas finas (de depilar, por ejemplo) esparce el pegamento por la base de la pestaña. Presta atención y pon pegamento hasta las extremidades de la pieza. No te preocupes porque el pegamento blanco no se notará, cuando éste se seca se vuelve transparente. Los mejores pegamentos son los que tienen una base de latex.

Colocar las pestañas. Ésta es la fase más delicada porque requiere de una gran concentración. La técnica consiste en colocarlas lo más cerca posible de las pestañas auténticas para obtener un resultado natural. Colócalas primero en el centro y, a continuación, trata las zonas exteriores. Finaliza ajustando el interior y deja que sequen durante un par de minutos.

  • Últimos retoques:

Para conseguir un resultado natural maquíllate con un poco de eye-liner y máscara, así darás uniformidad y fundirás las pestañas auténticas con las postizas. Al finalizar el día, retíralas con cuidado de no dañarlas y podrás utilizarlas en otras ocasiones.

Dónde comprarlas

Se pueden comprar casi en cualquier tienda, pero en cualquier caso, siempre viene bien informarse sobre la marca y el producto antes de comprar. Así que si quieres asegurarte de que adquieres un producto de calidad, acude a un centro de belleza o a algún profesional para que te aconsejen. Aunque puede ser que esta opción te resulte más cara también te garantizará un mejor resultado.

En Internet no lo recomendamos a no ser que ya conozcas la marca porque es muy difícil comprobar la calidad.

Recomendaciones Generales

  • Una vez te las has quitado límpialas bien y sigue las instrucciones para guardarlas
  • Nunca duermas con pestañas postizas, puede causarte daño en los ojos o incluso infecciones
  • Ponerse pestañas postizas necesita de tu paciencia, tu tiempo y tu experiencia. No esperes resultados perfectos la primera vez

Pin It on Pinterest

Compartir
en Redes
Sociales
COMPARTIR EN REDES SOCIALES