Síguenos en
Fulvia Fuentes, ganador Wedding Awards 2015 bodas.net
Fulvia Fuentes, ganador Wedding Awards 2016 bodas.net
Fulvia Fuentes, ganador Wedding Awards 2017 bodas.net

Cómo elegir y aplicar el colorete perfecto según tu rostro y tipo de piel

Entiendo que para alguien que no sea profesional sea difícil acertar con el tipo y tono de colorete o rubor ya que es abrumadora la variedad de tonalidades y texturas que existen en el mercado. Y sois muchas las que en nuestros Cursos de Automaquillaje nos hacéis preguntas del tipo: ¿Debería elegir uno rosado o color tierra? ¿Mate o brillante? ¿En crema o en polvo?. Es por eso que nos hemos decido a escribir este post donde estamos seguros os quedará muy claro cuál es la función del colorete, que color y textura elegir en función de vuestro tipo de piel y su tonalidad y su correcta aplicación.

FUNCION DEL COLORETE

El colorete, rubor o blush, es un elemento esencial a la hora de maquillarnos ya que es el encargado de equilibrar nuestro look. Su misión es realzar nuestros rasgos, esculpir el rostro y dar luminosidad.

COMO ELEGIR EL TONO Y TEXTURA PERFECTA

En cuanto a la textura, disponemos tanto de productos en polvo como en crema. Si nuestra piel es normal, mixta o seca, podremos elegir la textura que más nos guste, pero si es grasa, es recomendable evitar las versiones en crema, ya que con el exceso de sebo acabará por desaparecer en cuestión de minutos.

Y llegamos a la cuestión más importante, que es ni más ni menos que elegir el tono adecuado. El tema de los colores es fundamental y es algo en lo que insistimos tanto en nuestros Estudios de Visagismo como en nuestros Estudios de Estilismo ya que son la clave tanto en el maquillaje como en tema del pelo y ni que decir en la ropa.

Aquí te damos las claves para que escojas el tono que más te favorece según la tonalidad natural de tu piel:

  • Piel clara o de porcelana: Apuesta por los tonos rosados, melocotón o corales.
  • Piel rosada: Opta por tonos fríos, como rosas, burdeos y tonos ciruela.
  • Pieles morenas o muy bronceadas: Utiliza un tono lo más parecido al de la piel; los mejores son los marrones, tierras y dorados. En esta ocasión, puedes sustituir el colorete por polvos bronceadores. Que te darán más luminosidad.
  • Piel cetrina: Prueba con los tonos beige, caramelo y melocotón.

CÓMO Y DÓNDE APLICAR EL COLORETE

Hay muchas formas de aplicar el colorete con distintos resultados. Nosotros, te contamos cuál es la forma más sencilla de hacerlo:

  1. Difumina desde el hueso del pómulo hacia la sien.
  2. No apliques en el centro de las mejillas, estas ya se enrojecen solas con los cambios de temperatura.
  3. Empieza a aplicarlo desde la base del pómulo y no desde el centro de la mejilla, así la mayor parte de producto y por tanto la corrección quedará más definida y limpia.
  4. Si quieres dar frescura y brillo a tus mejillas, te aconsejo acabar con la aplicación de un polvo iluminador en la parte alta de las mismas. Este toque lo recomiendo más para la noche porque los brillos suelen ser más naturales.

En polvo, en crema, en gel… sea cual sea tu tipo de colorete favorito, lo más importante y que insistimos hasta la saciedad en nuestros Cursos de Automaquillaje es que logres seleccionar aquel que mejor se adapte a tu tono y tipo de piel y por supuesto a tu gusto personal. Sigue nuestros sencillos pasos y observa cómo tu rostro se vuelve fresco y seductor.

¡No te olvides nunca de aplicar colorete en tus mejillas!

Pin It on Pinterest

Compartir
en Redes
Sociales
COMPARTIR EN REDES SOCIALES